MIRIAM MÉNDEZ, PRESENTA LA PRINCESA DESCALZA EN SEVILLA

Estimados amigos y amigas de nuestra web, siempre nos gusta recomendaros espectáculos para que disfuteis del  mejor flamenco como se debe hacer.

Hoy vamos a hablar de una artista super especial y genial, puedo asegurar que es de lo más versátil que tenemos en la escena flamenca mundial, su nombre es MIRIAM MÉNDEZ.  Su arte es la muestra perfecta del origen del flamenco hasta nuestros días.

¡Si amas la música, sea flamenco,  jazz o música clásica no puedes dejar de seguirla como nosotros!

Miriam Méndez y su genial piano.

Teaser con colaboración de Amador Rojas al baile

 

Valorada por la crítica internacional como una de las artistas más originales de nuestro tiempo, navega con total soltura entre el virtuosismo de su piano, su voz y su visión del flamenco. Su faceta como compositora es descubierta por el famoso productor ganador de numerosos Grammys Michael Haas quien sorprendido por lo inusual y original de su talento y composiciones le propone grabar su primer disco “Bach Por Flamenco.” A partir de este momento, su carrera despega, sorprendiendo al mundo entero con este primer trabajo. En su primera gira, en 2006 y 2007, patrocinada por BMW recorre los mejores escenarios de España tales como el Teatre Nacional de Catalunya TNC en Barcelona, Euskalduna en Bilbao, Teatro Lope de Vega en Sevilla, Auditori en Valencia, etc. A partir de ahí comienza a participar en los festivales más prestigiosos: el Festival Internacional de Piano de Antalya (Turquía) los años 2007 y 2009, junto a artistas como Vladimir Spivakov y Michel Camilo, el Festival Internacional de Piano de Barcelona, en el Auditori en 2008, junto Andrea Gravilov y McCoy Tyrner, el Festival Internacional de Wiesnabaden, Alemania, el Festival Internacional de Música de Segovia. Su segundo trabajo discográfico, “Mozart Sueño Flamenco”, lo publica en 2009. En 2010 Chick Corea cuenta con ella para la grabación de “Miles Español” en New York. También en 2010 Miriam representa a España en la Expo de Shanghai (China). En 2013 Miriam graba su tercer disco “Seduction” junto a grandes figuras del jazz con Jerry González, Jorge Pardo, Tino di Geraldo, Yelsy Heredia y Pepe Bao. En este trabajo exhibe recursos artísticos hasta el momento ocultos, como interpretar sus propias composiciones con su flamenquísima voz, expresarse a través de su baile o la percusión. En su último trabajo, “La Princesa Descalza”, recoge de cuando ha ido aprendiendo a lo largo de su carrera, conducido todo por una dramaturgia teatral que parte de lo telúrico.

 

 

LA PRINCESA DESCALZA

La trama

Cuenta la leyenda que durante el reinado de Felipe V, en los primero años del siglo XVIII, vivía en Sevilla, en Triana, una gitanilla de nombre María Méndez. Era conocida entre los suyos como “La Princesa Descalza” por su belleza, su porte, su orgullo y su voz.

 

De padre herrero, María pasaba desde niña la jornada en la fragua, junto a su padre, cantando al compás de su yunque para aligerarle el trabajo. Siendo ya una jovencita, la fragua de los Méndez alcanzó fama. La voz profunda y misteriosa de María atraía a clientes, curiosos y amantes de la música.

 

la atención el gentío que se agolpaba en torno a la fragua de los Méndez. “¿Qué pasa?” preguntó. “Es María” le contestan; “la hija del herrero, La Princesa Descalza”. Entró el Comendador abriéndose paso… hasta cruzar su mirada con la de María. Dicen quienes allí estaban que el Comendador mudó de color y quedó como petrificado. Luego se sentó y no quitó sus ojos de María. Y volvió al día siguiente a escuchar a La Princesa. Y al otro. Y al otro. Comenzó a encargar trabajos a la fragua, como excusa para visitar cada tarde a la gitanilla. “Toma, en premio por tu arte” decía mientras entregaba una alhaja a María, “y no me digan que no la aceptan, no querrán ofender al Comendador”.

 

La esposa Una tarde de abril, inspeccionaba el Comendador de Sevilla el barrio de Triana cuando le llamó del Comendador, escamada, mandó a su confesor a seguir a su marido. “Visita a diario la fragua de los Méndez, donde escucha cantar a la hija del herrero… y no le quita los ojos de encima”. Furiosa, ardiendo de odio y celos, la esposa del Comendador urdió un plan con el sacerdote. Al día siguiente, el Inquisidor General de Sevilla acusó de hechicería a María. El juicio que siguió hubo de celebrarse en la plaza de toros, pues tan grande era el número de personas que querían dar aliento a María, que no cabían en otro lugar. El confesor de la mujer del Comendador dio testimonio de haber visto a María ejerciendo la brujería y de como con el poder de sus ojos, de su voz y de su baile hechizaba a los hombres. Y aún extendió la acusación a toda la raza gitana. María aceptó los cargos por temor a que el castigo cayera sobre todos los suyos. Nada hizo el Comendador, y el cante jondo fue prohibido en toda la ciudad de Sevilla y María confinada en prisión hasta el fin de sus días.

 

La Princesa Descalza nunca perdió su temple, ni su orgullo. Iluminaba los días de los otros presos con sus cantes, que los carceleros permitían ya que también ellos los disfrutaban. Más de uno se hizo apresar por poder escuchar a María.

 

Sinopsis

Por la documentación extraída de los archivos históricos se sabe que los gitanos llegaron a la Península Ibérica en el siglo XV. Consta en los registros que la primera familia que se asienta en Sevilla son los Méndez, propietarios de una fragua en Triana. Y allí siguen en la época en la que se sitúa nuestra historia, a principios del siglo XVIII, cuando el Rey Felipe V establece temporalmente su corte en Sevilla. Con la voluntad de uniformizar culturalmente su Reino, Felipe V prohíbe las singulares manifestaciones artísticas de los “nuevos castellanos” (los gitanos”), particularmente la música flamenca, un sincretismo fraguado durante siglos de las tradiciones castellanas, moriscas y gitanas.

Nuestra protagonista es María Méndez, una bella gitana por cuya gracia y talento para la música todos llaman la Princesa Descalza. Cuenta la leyenda que el Comendador de Sevilla cayó enamorado de ella. Y la mujer de este, despechada, logra que él la condene a cadena perpetua por brujería. Tras las cerrar los ojos a este mundo, el espíritu indómito y artista de la gitana quedó libre, vagando por el espacio y el tiempo, poseyendo e inspirando a los más grandes creadores de la historia… siempre a ritmo de flamenco. En este viaje brillante y colorido tendremos ocasión de saborear reinterpretaciones de piezas musicales de Bach, Mozart o Morricone. ¡No se lo pierdan!

 

 

INFORMACIÓN :

 

Luis Escudero, Norteflamenco.